Alex Jiménez: «Me quedo con todo lo aprendido y disfrutado junto a las personas que han pasado por el club»

unnamed

Tras una fructífera etapa en las filas del FS Joventut d’Elx, Alex Jiménez abandonó la disciplina del club para afrontar con ilusión y ganas, tal y como se le acostumbra ver, un nuevo reto profesional que le supone una oportunidad única para continuar creciendo. Sobre su paso por el club y lo que espera de él a partir de ahora hablamos con él en esta entrevista.

– ¿De qué manera resumirías tu etapa en el club?
«Es difícil resumir tantas temporadas, momentos y personas con las que he podido compartir mi experiencia dentro del club. Sin duda, ha sido una etapa maravillosa en lo personal y en lo profesional. En lo personal, he tenido la suerte de coincidir con personas que me han aportado muchas cosas que van más allá del fútbol sala y que voy a llevar conmigo siempre. En lo profesional, he podido descubrir un deporte que me apasiona, que me atrae muchísimo por su complejidad, y que me encanta estudiar. Seguramente esta etapa me ha dado muchos de los mejores momentos de mi vida».

– ¿Cuáles han sido los mejores momentos?
«Me vienen muchos buenos recuerdos a la cabeza. Desde los miércoles de físico, los días de test, de HIT, los viajes en bus, los nervios pre-partido, nuestras comidas y cenas “oficiales”, los tantos y tantos ratos charlando sobre el equipo hasta altas horas de la noche, los abrazos de gol o victoria… pero lo mejor, como te comentaba anteriormente, son los momentos que he vivido con todos los técnicos y jugadoras que han pasado por aquí durante todo este tiempo. Es algo que voy a echar mucho de menos».

– ¿Y los peores?
«Al final todas las etapas tienen momentos complicados, duros e injustos, donde las cosas no salen tan bien como a uno le gustaría en muchos aspectos. Es algo normal cuando el objetivo está enfocado al rendimiento, y a veces cuesta de entenderlo. Por suerte, cuando lo ves todo con perspectiva, te das cuenta de que estos momentos también son necesarios y ayudan a crecer personal y deportivamente. No sabría qué decirte exactamente, pero sé que todos esos momentos nos han ayudado a crecer de un modo u otro».

– ¿Con qué te quedas de tu estancia aquí?
«Me quedo con todo lo aprendido y disfrutado junto a las personas que han pasado por el club durante estos seis años. He crecido con ellos y ellas. También me he sentido muy querido siempre por todas las personas que conforman el club, y eso es algo que no voy a olvidar nunca. Estoy muy agradecido con todo lo vivido en el Joventut».

– ¿Cómo valoras la evolución que ha protagonizado el club?
«La evolución es altamente positiva, gracias al trabajo que desarrollan todos los componentes del club. Desde la presi, Esther, que es una apasionada de esto y lo transmite, hasta todos los demás. A lo largo de todo este tiempo, el club ha conseguido muchas cosas que a veces no son lo suficientemente valoradas. No sé, cuando yo empecé en esto las jugadoras pagaban su propio fisioterapeuta y hasta tenían que pagar los desplazamientos de bus para jugar fuera de casa. Esto hoy en día no es así y no es fruto de la casualidad, sino de todo el trabajo que tanto la propia Esther como el resto hemos hecho. Hoy en día, las jugadoras cuentan con fisioterapeuta, nutricionista, algunas de ellas tienen piso pagado por el club…y otras muchas comodidades que ayudan que rindan mejor. Algo impensable hace algunos años. Esto habla mucho y bien del crecimiento que ha tenido el club, aunque pienso que lo mejor está por llegar».

– ¿Qué futuro crees que tendrá el equipo?
«Les espera un futuro muy prometedor. No hay más que ver el inicio de liga que están protagonizando… a principio de pretemporada les dije que el club había hecho un esfuerzo por hacer un equipo compuesto de buenas personas, independientemente de la calidad que pudieran tener. Bajo esa premisa establecimos una serie de objetivos grupales que deben ser y son sagrados. Ellas ya saben cuáles son. Mientras todo el mundo los respete, el equipo funcionará muy bien. Estoy convencido de que a trabajo y compromiso, pocos pueden igualarles. Les deseo toda la suerte del mundo tanto a ellas como a mis compañeros del cuerpo técnico. Son unas y unos currantes increíbles y tienen que seguir así siempre, porque así es como se cumplirán los objetivos».

body.single .entry-meta {display: none}