Nieves García: «Hay que darle paso a la gente joven del club, que viene pisando fuerte»

95607879_2735349890028371_22052939078041600_n

Nieves García ha decidido retirarse tras una temporada histórica en las filas del Clínica Blasco – FS Joventut d’Elx. «Llevaba un tiempo pensando en dejarme el futsal, ya que tenía proyectos en mente y me he decidido a ello. Hay que darle paso a la gente joven del club, que viene pisando fuerte. Y ahí estaré para celebrar los logros obtenidos. En este club estoy desde que se fundó y lo he visto crecer muy de cerca. Me acuerdo del día que empezamos, en la categoría más baja, en la liga provincial, y han habido momentos malos y también bonitos, pero mira donde estamos, no es tan fácil jugar en Segunda«, explica la capitana del conjunto ilicitano que espera que la evolución no se quede ahí, ya que desea que el club llegue a la máxima categoría, que es donde se merece estar, «por toda esa gente que está detrás y no se ve, por la dedicación, el compromiso y el trabajo que hay«.

«Es difícil en si, elegir un momento bueno, ya que el poder ir a entrenar todos los días, compartir y convivir con gente que ama este deporte como tú es muy bonito. Pero cuando consigues metas y objetivos son momentos muy bonitos que nunca olvidas y uno de ellos fue cuando logramos ascender a Segunda dDivisión. Y uno de los peores momentos fue no pasar de la primera fase de play off, me hubiera gustado retirarme estando el equipo en Primera. Aunque también hay que mirar el lado positivo y el vivir esa experiencia que solo 3 equipos vivíamos, es muy bonito», asegura Nieves García que desvela que seguirá vinculada al club, llevando equipos de la base.

«Ya era entrenadora de este club, pero quería dejarme de jugar, y poder dedicarle el tiempo que requiere y seguir formándome. Y los momentos tan bonitos que me ha dado el futsal como jugadoras, vivir la experiencia desde otra perspectiva diferente como entrenadora. Este Club también me dio la posibilidad y la confianza de formar niños/as y me he llevado satisfacciones inolvidables, el ver como un niño/a celebra un gol, la felicidad con la que se van después de jugar un partido, independientemente del resultado, la piña que se forman entre jugadores y padres… y espero disfrutar de muchas más en esta nueva etapa«, concluye.

body.single .entry-meta {display: none}